Mascarávila: una experiencia cultural única y sostenible en la provincia de Ávila.

Corren buenos tiempos para todos aquellos viajeros denominados “responsables”, aquellas personas que buscan en sus viajes experiencias inolvidables y transformadoras que se cuelen en sus recuerdos y en sus corazones. Alternativas únicas que les hagan vivir experiencias inolvidables. Y también corren buenos tiempos para aquellos destinos que promuevan este tipo de productos turísticos.

El Green Deal o Pacto Verde Europeo, los fondos de Transformación, Recuperación y Resiliencia, y todo el conjunto de iniciativas públicas y europeas están impulsando el desarrollo de proyectos turísticos y culturales que den vida a este nuevo marco de sostenibilidad.

Existen innumerables  iniciativas públicas, que nacen de los propios ciudadanos, y que requieren de una financiación externa para poder crecer e impactar en el mercado turístico. Muchas de ellas ya han conseguido lo mas difícil: fomentar el orgullo de pertenencia a un lugar y comprometerse a cuidarlo y protegerlo. Si además, este lugar tiene riqueza, es un deber apoyar a este tipo de destinos.

Desde Treevel Turismo Sostenible llevamos años promoviendo un turismo mas rico y justo, y  queremos contar a nuestros lectores que alternativas de viaje pueden experimentar a lo largo del año, que cumplan sus expectativas y los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030.

Llevamos casi tres años usando mascarillas, cubrebocas, pantallas, EPIS, …utensilios que nos hagan sentir seguros ante esta nueva enfermedad que ha venido a convivir con todos nosotros.

Quizás, observar las máscaras desde otro punto de vista, más espiritual y divertido nos ayude a disfrutar de nuestras vacaciones de carnaval de una forma única y desconocida para muchos de vosotros.

Mascarávila: un proyecto del pueblo que pone en valor su riqueza patrimonial y etnográfica.

Fijaros en la siguiente fotografía:

Os presentamos a un Cucurrumacho de Navalosa, un ser casi mitológico, de origen celta que se transporta hasta nuestros días trayéndonos sus rituales prerromanos de nuestra antigua cultura agrícola y ganadera al presente. Todo un espectáculo.

He aquí sus vecinos Zarramaches de Casavieja, pueblo vecino, que mama de las mismas raíces y que también desentierra su pasado para transportarnos a un mundo mágico. ¿Creéis que podéis vivir una experiencia turística mejor durante vuestras vacaciones?

Pero aún hay mas…

Los Harramanchos de Navalacruz,  les cornea la vaquilla hasta reventar sus barrigas para “sacarles las tripas”, o lo que es lo mismo, el heno que llevan en ellas.

O los Machurreros de Pedro Bernardo, estos granujas os van a hacer correr. Travesuras esperpénticas por las calles que disfrutan niños y adultos a carcajada limpia. Cuentan que antiguamente irrumpían las procesiones religiosas y se consideraban encarnadores del bien que acompañaban al santo con danzas y acrobacias.

Siete pueblos unidos para ofrecer al visitante una vuelta al pasado, un espectáculo único que nos aleja de las convencionales fiestas de carnaval, llenas de disfraces modernos y actuales, sin grandes sorpresivas, con mucho ruido y aglomeraciones.

Siete pueblos y una experiencia turística:  traen cultura, aúnan pasado y presente y sobre todo fomentan la sostenibilidad de nuestros territorios, poniendo en valor sus raíces y la de sus antepasados a través de la fiesta, la diversión, la comida y los bailes.

Generaciones unidas, bailando y paleando en las Danzas de Hoyocasero.

Estos son los tipos de proyectos del ahora, los que cumplen los requisitos y los objetivos de un mundo mas sostenible y rico, de la mano de las personas, de los abuelos, padres y niños que unen lazos con el paso de los años, y que no se quieren marchar sin que su tradición y cultura se conserve para las próximas generaciones.

Desde Treevel trabajamos para ayudar a entidades similares a esta:  la Asociación Sociocultural Siempreviva, que trabaja por poner en valor nuestra historia y diseñar una experiencia de gran potencial turístico y con unos valores socioeconómicos y culturales de primer nivel.

Generan un producto, que además de promover la vertebración económica de los pueblos, también rompe con la estacionalidad turística y con los estándandares culturales que Ávila y muchos otros destinos ofrecen al mercado turístico en estas fechas

Hablamos de un patrimonio intangible, custodiado y difundido por los propios habitantes. Son los dueños de su propia iniciativa y este marcador es una garantía de sostenibilidad social.

Un claro ejemplo del inicio de un nuevo tipo de turismo, y en la provincia de Ávila podrás vivirlo en primera persona.

¿Vienes a visitar Mascarávila?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *